miércoles, 19 de julio de 2017

El Corazón del Bosque


Desde que existen los seres humanos en este mundo, no, mucho antes, vago por aquí.

Nunca he dejado de existir, por lo menos desde que tengo memoria, o desde que tienen memoria los árboles.

Siempre he estado aquí, y aquí seguiré. Antes el espacio en el que me movía era mayor; ahora hay menos verde en este mundo.

Pero siempre existió el “aroma”.

El aroma me indica el camino para regresar a mi hogar cada año, solo un día, al corazón del bosque.
El aroma es eso que permite que los seres humanos piensen, no que razonen; más bien, es su instinto.

El instinto es aquello que los ancla a la naturaleza, lo que los hace animales.

Que vivan, pero también que mueran.

El aroma está por todas partes, salió del corazón del bosque y se extiende por las ciudades. Dicen que está dentro de las maquinas, incluso en cada animal o persona.

¿Pero qué sería realmente el aroma? No puedo explicarlo con palabras de ningún idioma. Solo sé que existe desde siempre, al menos desde que yo recuerdo, y sé que seguirá después de que muera el último hombre.

Cuanto más me acerco al corazón del bosque, el aroma es mayor, y llega un momento en que no hay ningún ser humano cerca, ni ningún producto suyo que viole la impenetrabilidad del corazón del bosque.

Y allí lo veo, solo se abre un minuto al año y puedo contemplar una luz que no es común, sino que es sagrada, no está hecha de física… y dentro de ese aura, una especie de huevo se abre y aparece un bebé menudo con los ojos entrecerrados y la boca abierta, como en un gozo de algo que empieza siempre.

Lo miro y lo miramos todos los demás. El aroma sale de esa voz, una voz que no es una voz, sino un aliento que impregna el mundo…

Y ahí entonces se cierra y todo cae en las tinieblas por unos instantes, el aroma se expande y cada cual empieza a retornar a su sitio en el mundo


Todo empieza y acaba.

sábado, 3 de junio de 2017

Cultura Ancestral

Desde que aparecieron los primeros rayos de la estrella que brillaba en el horizonte, empecé a inspeccionar; Drúmulus, el planeta del tamaño del sol, era un lugar apasionante…desde sus increíbles estructuras geológicas hasta las reliquias de la antigua cultura de su extinta especie…su religión parecía prácticamente una leyenda de terror ancestral, allí como estaba en el centro del inmenso teatro podría verlos a todos…los enormes jabalíes de decenas de metros tallados en roca, los leones y mastodontes gigantescos, con los ojos vacíos de vida pues todo allí había desaparecido, toda forma de vida imaginable, y lo que más me impresiono, esa especie de criatura alada, como una rapaz, de varias decenas de metros de envergadura…
Entonces divise al horizonte otra estatua, quizá erigida en honor a un dios primigenio, era parecida a un conejo y se accedía a ella tras varios saltos de roca en roca…

Cogí la nave espacial que iba a supervelocidad y acelere todo lo posible para verla de cerca, sin embargo, según pasaban las horas me iba dando cuenta de mi error, no solo estaba mucho más lejos de lo que pensaba, sino que era infinitamente más enorme de lo que había calculado.

Cuando llegue allí observe un abismo insoldable, que desaparecia en la oscuridad de los tiempos y el salto hacia la siguiente roca parecía del tamaño de un mar que se perdía en el horizonte…

Y la estatua, la enorme estatua de dios conejo, era tan inmensa, que tendría la altura del propio tamaño que nuestro planeta tierra…

jueves, 25 de febrero de 2016

MUNDO DE PLAYA

Haffimow se sentó en la fina capa de arena que le proporcionaba suavidad, dejo que sus pies entraran con paciencia en la dulce agua que corria entre las islas.

Desde allí lo vio, un montón de islitas y entre ellas el agua llena de peces de colores, los habitantes de allí no le temían a nada, ni a los tres soles ni a las siete lunas.

Pronto Haffima se acercó a él y metieron la cabeza debajo del agua , bebieron y sacaron la cabeza, rieron.

Se acercaron a un geiser con agua dulce y subieron la catarata de rocas y la cascada hasta la fuente enorme con arcoíris de arriba.

Desde arriba pudieron ver sirenas cantando y ángeles que repartían frutas de un millón de colores en su vuelo.


Eran muy felices.

miércoles, 27 de agosto de 2014

2084

Resoplando y con la cara enrojecida, Zeo Zagart entro en la última sala del largo pasillo, abrió y cerro las puertas externa e interna hasta llegar a la sala sin cámaras, a pesar de todo apago todas la luces, pues nunca estaba seguro de que no lo estuvieran vigilando.

Hacia muchísimo tiempo que su cerebro daba demasiadas vueltas a saber si realmente la homosexualidad en algún momento de la historia estuvo mal vista, que significaba “racismo”, “Iglesia” o la enigmática palabra “Dios”.

Cogió la luz del móvil y saco el libro arrugado del bolsillo de su cazadora, tomo el libro prohibido de Iacob Silverstone y comenzó a leer.


“El mundo de hoy en día no se parece prácticamente en nada a los últimos 2000 años, durante todo ese periodo, desde el llamado “Imperio Romano” que comprendía la parte septentrional y cierta meridional del Mediterráneo, hasta finales del siglo XX el mundo estaba dividido en tres tipos de personas. La clase alta, la clase media y la clase baja. La misión de la clase alta era mantenerse en el poder, la de la clase media suplantarla con ayuda de la clase baja, la cual su única misión era sobrevivir ante el hambre y la enfermedad.


Durante todo ese tiempo, las clases altas permanecía, por la fuerza llamada “ejercito”, el dinero y la religión llamada de diferentes maneras dependiendo de cada parte del Globo Terráqueo pero cuya función era impedir la rebelión de la gente.


A finales del siglo XVIII, el aumento de la población y de la tecnología genero la “Revolución Industrial” y las revoluciones socialistas, en la cual los seres humanos empezaron a tomar otro tipo de actitud gota a gota; con mayor necesidad de culturizarse y por lo tanto reclamar sus derechos.
Fue un proceso lentísimo, pero poco a poco las sociedades empezaron a tener más acceso a la información y por tanto tuvieron mayor capacidad para reflexionar y por ello mismo a exigir lo que ellos consideraban que les habían quitado.
En los tiempos antiguos, la electricidad, los medios de comunicación no tenían capacidad de conectar unos pueblos con otros y el viaje de una parte a otra podría ser enormemente costoso existiendo solamente cien kilómetros de diferencia.
Podría hablarse de una falta de comunicación, no por errores del sistema sino por el espacio físico medido en kilómetros.
Lo que hoy es posible abarcar en una décima de segundo entre este territorio y las islas antes llamadas “Nueva Zelanda” no solamente era difícil sino imposible en la práctica, no solo el sonido o las imágenes, sino la capacidad de poder llegar más allá de los Pirineos.

El mundo solo se podía imaginar, ni siquiera se sabía dónde vivíamos, se desconocía la existencia de nuestro planeta.
Para encontrar una explicación a todo ello y para mantener a la gente esclavizada surgió una figura, llamada Dios, la imagen de un ser ultra natural que todo lo veía y todo lo escuchaba en todas partes de manera omnipresente, inmortal, y todopoderosa. Pasando por varios “formatos”, desde las religiones de Egipto, hasta la Iglesia Católica, el Islam y la religión ateísta de Asia Oriental.
La cual para ejercer el total dominio de la clase alta sobre las medias y las bajas lanzada la idea ilusoria y ridícula de que existieran el placer y el dolor después de la muerte. Existiendo un lugar de máximo placer para quienes cumplían las normas del poder llamado “Paraiso” y lugar de máximo dolor y sufrimiento para aquellos que las incumplían llamados “pecadores” llamado “Infierno”.
Esto, junto a la dificultad de comunicación hacía creer a todos los pueblos, que otros pueblos que practicaban unas creencias y disciplinas parecidas fueran malvados y hubieran de ser culturizados, a ellos se les llama “infieles” y al método “conversión” o “evangelización” que significaría lavado de cerebro.
Bien, durante muchos siglos la humanidad se mantuvo en este equilibrio, sin embargo gota a gota, el avance de la ciencia, la ingeniería y la cultura aumentaron, permitiendo a unos pueblos encontrarse con otros y encontrar más que sospechosas coincidencias.
Las palabras; “patria”, “nación” o “raza” fueron perdiendo poco a poco valor, las fronteras comenzaron a abrirse, con ellas las personas y los negocios, las uniones empezaron a incrementarse, el dinero era el único poder que existía, no era necesario defender un territorio o una cultura sino simplemente enriquecerse y tomar poder, el dinero era el idioma internacional y para ello empezó a haber un idioma internacional, una cultura internacional y unos medios de comunicación internacionales.
Era imposible el modo de vida sin poder relacionarse a grandes distancias, las personas de una raza o cultura diferentes pululaban por todos los lugares, desde Portugal hasta el estrecho de Bering, desde la península del Labrador hasta el Cabo de Hornos, desde África meridional hasta el extremo oriental de Australasia.
El intercambio genético fue quitando poder a las identidades nacionales, las lenguas y las razas, una gran cantidad de razas fue apareciendo y confluyendo en una sola, el mismo idioma: la misma diversión.
Llegamos a una aldea global en la cual cada vez se exigía más pluralidad cuando a su vez significaba menos, los gustos sexuales entre hombres y entre mujeres borraron la idea de la “familia tradicional” , el sexo, lo que diferenciaba entre hombres y mujeres acabo terminando en una confluencia de seres humanos los cuales crearon todo tipo de intersexualidades.
Antiguamente las palabras “hombre” y “mujer” hacían referencia a dos tipos completamente de personas, con roles y personalidades diferentes. Hoy en día solo hacen referencia en algunos casos a quien puede tener la capacidad de gestar un embrión durante un tiempo y quiénes no.

La experimentación genética comenzó en los vegetales, para pasar a la ganadería así de hacer alimentos más sabrosos y más sanos, para continuar con los animales domésticos, dando lugar un elenco enorme de híbridos entre lo conocido por “gatos”, “perros” o “conejos” para dar lugar a una infinidad de seres que podían acompañar a su amo sin portar enfermedades, cambiar de color e incluso adoptar los cambios de humor de su amo a fin de ser más cariñosos y útiles.


Todo ese proceso acabo modificando a los humanos de tal, modo que no solamente podía permitirle unir cualidades de los sexos ancestrales, sino de animales y de otras criaturas que en un principio solo existían dentro de sus cerebros.

Sin embargo todo este cambio no hizo que la gente fuera más ambiciosa, ni menos cruel, ni si quiera que generará menos dolor y sufrimiento entre sus semejantes.
Lo que hace cien años, en 1984, comenzó con el ordenador personal y el VHS, término siendo el centro de atención, diversión y prácticamente sentido de la existencia de los seres humanos.

Las personas no tenían la necesidad de “encontrarse” para comunicarse, las imágenes y los sonidos viajan a una velocidad inimaginable y por tanto, el odio, el amor, la amistad y la empatía se modificaron, los crímenes como la violación, la tortura o el asesinato pueden ser grabados y vistos en todos los lugares del mundo y las personas no comprender ni sentir ninguna empatía por quienes lo padecen, cualquier cosa calificada como “pecado” anteriormente, es objeto de diversión, pues la Neohumanidad dejo de tener miedo a “Dios” y por tanto dejo de tener esperanza…”


Zeo Zagart, cerro el libro, había leído demasiado y tenía demasiado miedo, más que nunca en toda su vida.

sábado, 31 de mayo de 2014

La Noche se acerca...

Saldría a la calle, pero es de noche y no se atrevía, pensaba mientras miraba por la ventana; realmente si tenía mucho miedo, el ruido, los coches, las personas, lo que creo que hay más allá de las sombras de la oscuridad.

Su amo tardaba en aparecer y no sabía que pensar, hacia un rato que había acompañado a otro diferente no sabía muy bien dónde.

La luz solar se había ido hacia tiempo, eran las 19:30 y tenía miedo, si tenía ganas de hacer sus necesidades, de hecho solamente con mover un poco la puerta con mi morro saldría a la terraza y de allí hay un hueco en que los humanos no caben pero yo sí.

Solo con eso se quedaría tranquilo sin este dolor en mis riñones y estómago, pero tenía que ser paciente y esperar.

Miro a la Luna, a las estrellas que tintineaban en el cielo oscuro, puntos luminosos del más allá. Se preguntó si allí habría perros como él mirando hacia arriba, esperando a sus amos. O, si había amos esperando a sus perros.

Reflexiono sobre su existencia, él era más pequeño que su amo, con más pelo y andaba a cuatro patas. 
Además su amo emitía extraños y refinados ladridos que le permitían expresar sus sentimientos con otros humanos, y usaba pequeñas imágenes que a la vista de otros producían comunicación.

Él no podía ver bien esas pequeñas imágenes, solamente las había visto en grandes paredes, iconos del pensamiento de los amos.

Comprendía que había dos tipos de amos, unos más altos y grandes, pero otros tenía dos enormes bultos en el pecho, eran más armónicos y melodiosos que los primeros y su amo les prestaba más atención.

Aparte de ellos y sus amos había otras criaturas, algunas abrían las patas y se elevaban a los cielos, otras crueles y temidas, se ocultaban bajo las sombras y se movían con una gran velocidad por intricadas calles, tejados y vallas como si los quisieran ofender con su rapidez y capacidad de pegarse a los muros.


Sintió un escalofrió, y de repente algo húmedo y caliente estaba debajo de él, olía agresivamente, sintió haber cometido una gran falta, agacho la cabeza y espero a los gritos y los golpes.

 Se hundió en ese preciso instante.

 Estaba solo.

miércoles, 21 de mayo de 2014

DEVIL'S CAT

Since some years ago there was an unwanted hospital guest, something black, something moving fast between the beds , something undesirable, something intangible, something dark that terrified all the elders of that nursing home, what they called the "cat of terror" they said all in whom it would tarry die hopelessly .

Jacinto was a Catholic man who doesn't fear the death, but every times when he saw the cat pass, he was awful chills and nauseas, was a shame that would be left to the devil animal such a sacred place as an hospital for the elderly, people away from the felt panic, was a black cat like a raven and with bright green alien eyes, somebody said it was the incarnation of evil, as it decided someone must die where it be quiet.

A few days ago an elderly woman grabbed it and was tried to wring its neck after the cat meows and issued a hellish few officers grabbed the woman, she died a week later, the elders respected it, more than respected they feared it, had panic and grim , it was a black and four-footed devil.

One night Jacinto was sleeping peacefully in his room, he heard movement outside and a supernatural meow, to time the evil feline chose its victim, had been in vain all attempts to get rid of it, but since that officer brought it the place, it had gone from being a nice place to heal or in the last moment wait peacefully the death to be a place of nightmare.

Then he saw it, a reptilian green eyes and a small body black like night, but there was something else in that cat then a cold intelligence, an evil intelligence, something dark and demoniac.

-Kitty, that’s wrong - said Jacinto worried about if anything happened to the cat

And then it lets out a meow that seemed more like someone who just lost his soul

- What about you kitty, you're right- and approached to make a caress and suddenly the cat cruelly nailed Jacinto pain felt like a cold shock and noticed some burns, terrified and fell to the floor, suddenly cat like was a mythological entity, something about the legends of deep Spain stretched its legs and stood, and its ears stood on end and green eyes sparkled as he showed even more terrible smile.

Jacinto back terrified, and tried to get away, then something more horrible past, silly and chubby officer's cat began to move its shoulders and growing up. First as a child of 5 years old, after like a 10 and then reached the size of Jacinto and even more to become two meters of black demon, Jacinto squealed with all his might , but the cat understand what was happening and a unimaginable smile went by him detachment from its neck like a snake head and face to face came and looked at him and just see that face with green eyes and wide smile smart Jacinto felt the death, then the demon, river with woman's laughing, tall and wickedly and began its long nails to disembowel Jacinto, as much as he cries nobody heard and the worst thing was  when it opened his guts he was still alive.

The next morning as many others two officers found the everyday scene, another died aged naturally suspicious and his feet one cat.


- If Devil exists- said one of them – that’s its cat

viernes, 25 de abril de 2014

LA VIDA REAL

Walfind se despertó como cada mañana, le dolía el cuerpo y la cabeza, no podía dormir bien nunca , se encontraba demasiado triste como para mover los músculos y deshacerse de la ropa de la cama.
Así que eran las 11:30, el colegio de integración a donde le llevaban le dejaban faltar en ocasiones, pero aún no quería ir.
No quería ver a sus compañeros
La mayoría no le interesaba, solamente se dirigían a él de malas maneras y sus comentarios eran soeces y groseros, no quería escucharlos.
Pero sobre todo estaba ELLA, Walfind sabía que estaba totalmente fuera de sus posibilidades pero aun así había algo que no soportaba en su cabeza.
Su cuerpo, su cabello, sus ojos, los otros chicos que hablaban con ella…
Él nunca podría ser como otros chicos, cosa que le resultaba cargante y muy triste.
Se sentía muy muy enfadado, al final perdió el sueño y se levantó, se movía de manera ondulante por la casa, a sus 16 años estaba solo, sus padres ya le dejaban quedarse cuando se iban a trabajar por la mañana.
En cierto modo si odiaba el mundo, no quería relacionarse con ellos, con los seres humanos, ya que le mantenían en una posición que no era de su agrado.
Muchas veces le obligaban a hacer exámenes junto a los demás, pero él estaba harto, quería irse de allí, muchas veces pensaba en suspender y que lo acabarán expulsando, o bien directamente en quitarse la vida para que le dejasen en paz.
La mayor frustración recaía los fines de semana, cuando todos ellos salían en grupo, todos los de su clase, a emborracharse y a hablar con chicas con minifalda.
Él estaba solo, él estaba muy harto, no solo de todos ellos, sino de sus padres con quien chocaba en casa continuamente.
No quería vivir, llego a la cocina y encendió la radio, le encantaba oír las noticas, no le entusiasmaban los seres humanos que conocía pero si los que había al otro lado del aparato, le interesaba saber en qué rumbo iba la Humanidad, como se movían las fronteras, los motivos históricos, religiosos, la manera en la que se comportan las personas.
Pensó si él alguna vez tendría un papel en todo ello.

Lo rechazo por absurdo, nunca seria nadie…