Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

El Gris

EL GRIS


Subía cansado, hacía ya mucho tiempo que avanzaba por la cumbre, horas y horas de sufrimiento, desazón…
Deseaba llegar a la cima, era K.P. Roostringerd, el primer explorador que escalaba esa montaña de Marte, ahora casi estaba llegando… rojo, rojo, rojo. Tierra roja como la sangre que brotaba de sus piernas y su nariz, polvo rojo, tormentas rojas, nubes rojas, planeta maldito.
Poco a poco avanzaba a duras penas. Cuando pudo contemplar toda la cumbre de la cima una presencia se le apareció

«Un niño», pensó, pero no era un niño, era un ser de color grisáceo, de extrema flaqueza y grandes y ovalados ojos que le observaban.
—¡Santa María, Madre de Dios —exclamó y sacó el crucifijo de debajo de su grueso abrigo.
El gris se acercó hacia él.
—¡Vade retro, demonio! —le espetó, se sentía violento, había oído hablar mucho de esos seres pero jamás pensó que se toparia con ninguno.
El gris seguía hermético, sin expresión, entonces oyó su voz en su mente:
«Largo de aquí, humano».
Se asustó, pero re…