sábado, 27 de noviembre de 2010

Herbert y Xonia

Herbert no recordaba cuanto tiempo llevaba soñando con Xonia todas las noches, se pasaba todos los días observando sus larguísimas piernas y su cabellera morena ir de un lado a otro de la agencia, suspiraba cada vez que se acercaba a el y a su compañero.

La agencia de alto secreto funcionaba desde hacia tantos años que sus dirigentes no lo recordaban, allí era donde Herbert pasaba el día, pero no era ni por el dinero ni por estarse todo el día sentado por lo que añoraba el trabajo, sino por Xonia.

Su compañero Michael era un hombre simpático, pero no parecía interesado por Xonia, quizá era gay, pensaba Herbert.

Xonia se acercaba a ellos y el temblada cuando se ponía a teclear el ordenador muy cerca suyo.

-Sabes- dijo Michael- ayer nos dijeron quien va a ganar los oscar dentro de cinco años.

Pero Herbert miraba a Xonia

-También nos han dicho otros ocho planetas nuevos donde hay vida- insistió Michael

Pero el no le escuchaba

Entonces lo vio antes de que sucediese, Xonia resbalo y cayo al suelo, el salio corriendo casi antes de que estuviese tendida, muy preocupado la cogio de la cabeza y la incorporo.

Entonces sintió algo viscoso y húmedo debajo de su cabellera.

Lo agarro y tiro de ello, y vio una masa asquerosa de color verde.

-¡Que haces imbecil!- dijo Michael- acabas de romper el prototipo, ese gusano inteligente es Xonia, su cuerpo es un robot de diseño.

Herbert se asusto y sintió asco, pero lo peor tendría que venir cuando se diese cuenta de que le acababan de romper el corazón del todo.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Arthur

Aquella noche Arthur estaba en su mejor momento, había marcado seis tantos y se había convertido en el héroe del partido, por eso había salido muy cansado del estadio de futbol americano, en medio de la noche nublada, comenzó a llover.

Arthur se sentó en el coche y resoplo

-No te cansas machote- dijo Marq- la verdad ya me gustaría jugar como tu

--Ya será menos- expreso Arthut en tono bajo mientras miraba por la ventana como las gotas de agua resbalaban por el cristal.

Marq le llevo recorriendo las pequeñas calles de chalets hasta que llego a la casa de Arthur.

Marq aparco el coche al lado del pequeño jardín y dijo:

-Venga, ya has cumplido por hoy.

-Te apetecería tomar un chocolate caliente con croissants, me los he comprado antes de venir

-Claro que si tío- dijo Marq en tono alegre

Bajaron con un impermeable, Arthur abrió la puerta y entraron goteando.

-Bajando las escaleras hay un ropero, déjalo allí- dijo Arthut a Marq.

Marq se dio la vuelta y en ese momento Arthur le cogio del cuello y empezó a ahogarle por sorpresa, y en un momento le arrojo escaleras abajo.

Entonces los duendes de confite que vivían en el sótano comenzaron a pegarle bocados mientras emitían sonidos chillones.

Arthur los tenia allí desde que compro la casa a su anterior dueño y ahora debía de encontrar otro tonto al que invitar a su casa antes de un mes, o eso, o se lo comerían a el.

lunes, 25 de octubre de 2010

Coralo

Coralo estiro sus brazos, cerro los ojos y por un momento contuvo la respiración, se elevo poco a poco hasta quedar a siete metros del suelo en posición horizontal.

Vio desde arriba al grupo que caminaba por el monte y luego bajo lentamente.

-Algún día haré lo que haces tu- dijo Felipe

-Quizá no sea tu especialidad- dijo Coralo- sin embargo con las flechas tienes mejor puntería que nadie

Pronto llegaron a las piscinas naturales.

Se cambiaron rápidamente y se metieron en el agua de temperatura tan agradable.

Coralo ascendió a unos dos metros y después se zambullo de cabeza.

El dueño de las piscinas le miro y se acerco a charlar con ellos.

-Sabéis mi tío también era telequinetico, llego a ascender 1112 metros y fue a la Luna.

-¿Si?- pregunto Calisto- ¿y que hizo allí?

-Pues conoció a una Selenita y formaron una familia

-Curioso- inquirió Filax

-Lo máximo que he conseguido ascender ha sido 100 metros, con 300 metros conseguiré visitar algún astro menor

-Dicen que Urano, es precioso.- dijo el jefe de las piscinas.- Pero lo mas bonito es llegar al astro rey, entonces tendrás que ascender 5000 metros.

Coralo sonrio.

domingo, 17 de octubre de 2010

Mundo Azul

Hace muchos, muchísimos años, antes de que en ningún lugar del universo se construyeran iglesias, había una ciudad en la cual, todo el mundo vivía bajo un sol gigantesco de color azul, este sol emanaba tal luz y calor que todas las luces de esta ciudad eran de color azul y sus habitantes eran azules.

También hacia tanto, tanto calor, que la gente no tenia boca para no deshidratarse, quedarse secos y morir y por ello se comunicaban por señas.

Una vez en ese mundo de seres azules llego un extraterrestre gris y se pinto de azul para camuflarse entre los demás seres de esa ciudad

Había osos azules, ranas azules, pájaros azules y árboles azules; menos el cielo de aquel lugar que no era azul sino negro, ya que no había atmosfera y comunicaba directamente con el espacio exterior

La gente como no tenia boca se alimentaba de los nutrientes dispersos en el aire de manera de calor y energía que provenían de la estrella azul

Un día ese gris fue a ver al rey de ese planeta que en realidad era su dios, porque tenía varios tentáculos que hacían una especie de fotosíntesis con la luz azul y mantenían el aire del planeta poblado de nutrientes.

Se comunicaron telepáticamente.

-¿Quien eres tu?- dijo el rey al gris

-Soy aquel que amenaza a vuestro planeta con servirme como esclavos

-Vete de aquí, nosotros vivimos en paz y no queremos ser esclavos de nadie

-Pero si sois unos seres inferiores que no podéis ni tener boca- espeto el gris

-Los seres inferiores sois vosotros que la tenéis porque necesitáis comer, no como nosotros que estamos libres de esas ataduras

Entonces el gris abrió su boca con colmillos y mordió al rey chupandole todos los nutrientes

A partir de ahí el planeta se quedo seco y sus habitantes murieron uno por uno, a fin de quedar un planeta seco y desértico que serviría de lugar de ocupación para los grises

domingo, 11 de julio de 2010

LA LUNA DEL MAL

Andrew volvió a su casa muy cansado y sudando, había estado entrenando muy duramente con el equipo de futbol americano varias horas, llego a su casa, se dio una ducha, tomo unas salchichas con patatas fritas y se puso frente al ordenador.

Entonces se quedo mirando la Luna, que grande estaba hoy, que roja y que bonita.

Siguió tecleando el ordenador cuando se dio cuenta de que la Luna había aumentado y se quedo mirándola; pero ¿porque le atraía tanto?

Bajo al jardín de su casa y allí la vio mejor, era mas que roja amarilla e irradiaba luz y fuerza e iluminaba el cielo ¿pero era la Luna realmente?

Siguió mirándola y entonces descubrió un punto blanco en el cielo…la Luna.

Andrew empezó a sufrir un ataque de histeria, empezó a dolerle la cabeza y a arderle los ojos y el cuerpo.

-Hora de la muerte- dijo el doctor- 12: 10 del mediodía.

-Llevaba varios meses dopándose por el deporte y no aguanto su cuerpo mas; estos jóvenes de hoy en día se pierden, se quedo mirando el sol en un ataque de delirio y le afecto al cerebro…

sábado, 3 de julio de 2010

EL BULSKO

EL BULSKO


Ernesto Miranda estaba en su taller, corria ya el año de 2222 y hacia mucho calor en Madrid.

-Mira la tele, abuelo- dijo su nieto- Ya ha acabado la guerra, Estados Unidos acaba de invadir el ultimo pais arabe.

-Algun dia alguien, les parara los pies- replico Ernesto.

-Si, el general Bulsko- dijo el nieto enseñando su juguete, una figura de un militar herido

-No lo se hijo, se que no lo veremos ni tu ni yo, pero sera alguien-insistio Ernesto

-¿Que andas haciendo?- dijo el nieto

-Un aparato que liberara a la humanidad de la pobreza y del hambre

-¿Y que es?

Antonio observo una especie de coche pero mas pequeño y mas redondeado sin volante.

-Es como el Funfy de hidrogeno solo que este funciona con el aire de la calle, solo hace falta montarse en el y este te lleva a donde tu quieras, no hace falta ni conducir, lee el pensamiento.

-Que pasada.

-Lo malo es que todos me dicen que es muy interesante como novedad pero que no tiene futuro que no les interesa.

-¿Puedo hacer una cosa?- pregunto Antonio emocionado

-¿El que?

-Quiero pintarle el nombre del muñeco encima y que lo probemos, quiero grabarlo todo, si funciona se lo enseñare todo el mundo.

-Eso esta hecho, jeje…

miércoles, 7 de abril de 2010

SOFIA

SOFIA

Sofía salio del colegio al medio día, se despidió de Clara, su maestra y volvió en bulsko a casa, pero lo que hasta entonces había sido un buen día empezó a cambiar, nada más llegar a casa pego un salto y se coló por la ventana, entonces lo oyó.

-Carolina, no puedo hacer lo que me pides- dijo una voz masculina

-Porque!!!!- dijo un lloro de mujer

-He dicho que no- y se oyó un portazo

A continuación llantos y más llantos

Sofía había conocido esos llantos desde que era muy muy niña y ahora con 12 empezaba a entender el porque de ellos, su madre era increíblemente guapa y joven, sin embargo no tenia padre.

-Esta vez ha vuelto a salir mal- dijo una voz inhumana que salía de debajo de la cama

-Tamado

-Y esta vez estaba cerca, llevaban viéndose varios meses

-Ya..Ya- dijo Sofía apenada

Tamado era la mascota protectora de Sofía.

Una vez cesaron los llantos Sofía bajo por la escalera.

-Mama, ¿estas bien?

-Esta noche trabajo, han alquilado una habitación en un hotel- fue lo que obtuvo por lo que obtuvo por respuesta- llévate a Héctor y a Tamado; esta noche dicen que se ve la Tierra, así que como se que os gusta llevaos el telescopio.

A Sofía le encantadaza ir donde la catarata a ver los planetas, las lunas Phobos y Deimos, la Tierra, las estrellas con su mascota y su mejor amigos, pero le daba pena a lo que se veía abocada a trabajar su madre para sacarla adelante noche tras noche.

Sofía, se quedo sola cenando, se sentía agobiada y sola.

A partir de las 9, saco su catalejo de la habitación de arriba y salio con su fiel mascota a dar un paseo; se veían los desérticos campos rojos poblados de árboles de carne y el cielo estrellado a veces eclipsado por algún ave gigante.

Antes de ir a la catarata fue a casa de Héctor, pero su padre le dijo que estaba enfermo así que se puso aun más triste.

Vago un tiempo hasta que llego a la catarata y con paciencia y cuidado monto su telescopio.

-¿Quieres mirar Tamado?- pregunto suavemente

-No- respondió su fiel compañero-prefiero dormir mientras tu miras.

Sofía, empezó mirando las lunas, después las estrellas y por ultimo miro lo que quedaba de la desgajada Tierra, le costaba mucho creer lo que decían en el colegio de que sus antepasados vivian en esa roca.

En ese momento algo cruzo el espacio y aterrizo cerca de ellos, en realidad era un pequeño meteorito que había colisionado con la atmosfera marciana, cuando Sofía y Tamado fueron a verlo encontraron una pequeña roca en forma de corazón que aun brillaba de color rojo; justo antes de irse a dormir la puso bajo la almohada de su madre con la esperanza de que la ayudase a encontrar a un hombre que la quisiera de verdad.

sábado, 13 de febrero de 2010

SUNDAY

Sunday Emmanuel se levanto a las seis de la madrugada; el sol aun no había salido.

Se vistió con una camisa de cuadros y unos vaqueros y se puso las gafas; pronto salio del su pequeña tienda y cogio su bulsko; viajo unos kilómetros en pocos segundos mientras veía los campos de estados unidos, ahora secos y desérticos.

Ahí lo vio; era el árbol de carne, se bajo y sobre el desierto activo una pequeña maquina que comenzó a escupir agua.

Estuvo regándolo a conciencia mientras tomaba muestras de aquí y allí; mientras su cabeza rememoraba su infancia.

Tendría diez años y estaba en Marte, la atmosfera era muy densa y hacia muchísimo calor, iba sin zapatos y sus pies ardían; entonces tropezó y cayo al suelo victima del cansancio y el hambre y escupió sangre a la arena roja.

-¡Levántate puto negro!- dijo una voz grave e inquisitoria.

Y antes de que pudiese levantarle había sufrido un latigazo como una descarga; mientras los demás se alejaban; pensó en la muerte y el dolor, pero sin embargo vio algo en el ultimo momento; un chico enorme de unos quince años había cogido por el cuello a ese hombre blanco y ahora le estrangulaba.

Ahora, pasado el tiempo ese mismo hombre acababa de llegar y estaba junto a el en medio de aquel desierto, lejos de las tiendas

-Aun sigues regando esa mierda.

-Veras Hututi: Conseguir entender y controlar los árboles de carne nos permitirá el dominio sobre el hombre blanco

-Tonterías dijo Hututi y escupió al suelo

El sol salio y poco después los dos hombres volvieron a las tiendas para seguir planificando la conquista de estados unidos.

sábado, 6 de febrero de 2010

EL ARBOL DE CARNE

Hututi levanto la tapa del plato:

-¡Carne de elefante!- exclamo con una gran sonrisa- ¡por fin una comida digna de mi, no esa basura que dan los arboles marcianos!

-Vera, mi general- explico un doctor de alto rango que comia a su lado- los arboles tambien pueden dar carne muy sabrosa, solo hay que saber seleccionar los genes cuando aparece el embrión en el carpelo y luego cada generacion…

Hututi se le quedo mirando demanera cortante y este callo de inmediato

-Nebraska y Kansas se han hecho muy fuertes- dijo un oficial

-Me da lo mismo, Dios esta con nosotros- respondio Hututi tajantemente

-Eso mismo dicen ellos- respondio el oficial

-Eso es lo que creen, pero ahora nos toca a nosotros decidir que hacer con este planeta.

-Por cierto- que hacemos con los capturados- creo que ya no sirve el viejo tratado de Ginebra.

-Dejame pensar para ellos una muerte horrible, ¡el hombre blanco es una alimaña!- y tras esto sorbio una copa de un fuerte licor.

Corria ya el año de 2768, hacia ya mucho tiempo que el hombre blanco habia empezado a colonizar Marte, cuando llegaron fundaron la institución K.P. Roostringerd en honor a un antiguo expecidionario muerto en extrañas cirscustancias.

La institución K.P.Roostringerd se dedico durante mucho tiempo a la investigación de la tierra marciana hasta que se descubrio según la empresa de un hombre de éxito llamado Agul que era ideal para plantar arboles de carnes, alla por el siglo XXV.

Desde entonces los arboles de carne habian ido desapareciendo progresivamente de la Tierra y eran llevado a Marte, junto con la gente que empezaba a emigrar hacia alli, ya pocos quedaban en la Tierra, que ahora dominaba el general Hututi; al que muchos llamaban el anticristo.

Hututi sin embargo no carece de sentimientos, aun recordaba con lagrimas en los ojos como a principios de siglo violaron a su madre delante suyo y como golpearon hasta la muerte a su padre.

Su hermano mayor siempre le decia lo mismo: “Tienes que tener el valor de mirar”

Hacia mucho tiempo que llevaba a cargo su ejercito, desde que quemaron el primer bosque de arboles de carne, se hicieron con el control de una zona para luego abandonarle y regresaron con heroes a Africa, cada vez mas gente se les unia y habia formado el ejercito mas poderoso de la historia, no solo con africanos sino tambien afroamericanos y afroeuroasiaticos.

-Atadlos al arbol de carne ¡y prendedle fuego!- dijo Hututi con ira

-No, por favor- replico el doctor con desesperación- el arbol de carne me ha costado muchisimo cultivarlo.

-Tranquilo doctor, debes de tener el valor de mirar, ¡¡JA JA JA JA!!- replico Hututi con una risa que ni el propio demonio.

sábado, 23 de enero de 2010

HUTUTI EL VENGADOR

HUTUTI EL VENGADOR

-¡Mi general!- grito un sargento

-Pase- respondio Hututi desde su despacho con voz grave

-Illinois. Chicago y Texas ofrecen mas resistencia de la que pensabamos

Hututi cruzo los dedos y resoplo.

Entonces recordo rapidamente su infancia.

Estaba en Marte, sudando, trabajando de sol a sol, en los campos de arboles de carne; entonces una compañera suya cayo al suelo, mezcla de dolor y desesperación.

-Levantate, puta negra- dijo un hombre blanco con voz dura y aspera y la agarro del pelo.

-Dejala en paz- dijo Hututi, a sus diez años.

-Mira, se pone gallito el negrito- dijo otro de los hombres blancos

-Este lo que merece es una racion de puño

Y comenzo a dar de puñetazos y patadas a Hututi hasta que perdio el conocimiento, mas tarde lo recuperaria en el hospital de esclavos, un lugar con moscas y lleno de enfermedades.

Siempre habia sido asi, el hombre blanco habia esclavizado al hombre negro desde que comenzo la humanidad hasta los ultimos tiempos, hubo un periodo de especie de paz entre los siglos XX al XXII, pero cuando se llego a Marte era necesario que algunos pringaran para trabajar duramente.

-Si nos dan problemas se los daremos mas a ellos- dijo Hututi al sargento y este sonrio

Han pasado siglos y siglos de esclavitud, desde los campos de algodón en america hasta los arboles de carne en Marte, pero hoy hay una esperanza para la raza negra: el general Hututi.

jueves, 14 de enero de 2010

AFRICA

-¡General Hututi!- grito el sargento- Quedan pocos tanques ya en la zona

-¡Entonces aplastenlos!- grito el, un hombre negro grande y fornido de unos 60 años.

El general Hututi habia participado en batallas muy muy duras, sobre todo desde de que niño invadieron su poblado los hombres blancos y le obligaron a trabajar de sol a sol en las minas.

Habia llevado una vida muy dura, pero ahora la venganza estaba llegando a su fin.

-General- dijo otro sargento- el enemigo se rinde, han izado la bandera blanca.

-Es igual, aplastenlos.

-Malditos asesinos racistas- penso el.

La vida en la Tierra se debilitaba, habiendo sacado los ultimos recursos de Africa la gente empezaba a viajar a Marte para empezar una nueva civilización y una nueva vida.

Hoy habia caido Illinois, uno de los ultimos bastiones estado unidenses, presa del ejercito africano unido.

-Si quieren irse a Marte que huyan- dijo Hututi- pero la Tierra pertenece a Africa, muchos siglos han pasado, pero el siglo XXVIII pertenece al hombre negro.

ECOLOGISMO TERRORISTA

ANTITAURINOS

-Papa- dijo Nicolas- ¿porque hay tanta gente?, ¿crees que cabremos?
-Por supuesto hijo- respondio el padre

La plaza de Ventas estaba a rebosar, en un momento padre e hijo encontraron una pequeña estatua de un hombre vestido de torero.

-¡Ese es el bisabuelo!- exclamo Nicolas

-Si hijo, es el padre de la yaya- respondio el padre con un gesto triste.

Siguieron avanzando cuando una voz grave y dura les asusto: -¡Desnudense!

-Soy el hermano del torero- respondio el padre

-Eso dicen todos; vaya a la cabina de rayos X y desnudese y el niño tambien

Pasaron a la sala de rayos X avergonzados y humillados; en el exterior unos policias con casco y chaleco antibalas vigilaban cada paso de los viandantes.

Arriba uno de ellos apuntaba con su rifle hacia abajo y un helicóptero sobrevolaba la plaza.

-¡Los que tengan entrada y hayan pasado el control pueden entrar!

Fernando, el padre de Nicolas, habia sido torero mucho tiempo y ahora por su hijo ha tenido que abandonar, pues cada vez que habia corrida se podia llegar a los 20 muertos; ya que a finales del siglo XXI se han pasado a la lucha armada los antitaurinos.

POR AVION

-Estas seguro que por aquí desaparecio el avion

-Si- contesto el copiloto de la avioneta

En ese momento un rayo enorme les deslumbro.

Volando por encima de una espesa bruma de nubes, John Herbert y su copiloto buscaban los restos del avion que se habia estrellado hace dos dias

-Espera, que es eso¿?- pregunto Coll

-Debe de ser una sombra de una nube

-No¡!, mira bien, parece un arrecife.

John bajo la altura de la avioneta hasta poder ver la supuesta sombra que le indicaba su compañero.

-Parece una isla.

Bajaron y se acercaron hacia ella, poco a poco se fueron dando cuenta de que podian aterrizar, bajaron a tierra y descubrieron que era mas grande de lo que parecia, a lo lejos se veia una espesa selva con una gran cadena montañosa.

-Dios mio!!- exclamo Coll

Anduvieron rapidamente por la playa hasta perder de vista el avion, entonces encontraron un gran lago y a su orilla un monton de bultos de gente.

-Quiene sois¿?

-La pregunta es quienes eramos- dijo uno de ellos

-Mira de alli venimos- señalo otro a una esfera azul en mitad del espacio.

John se quedo aterrorizado.

-El rayo que vimos capitan…- respondio Coll

Jonh miro por ultima vez la Tierra, pues ya no podria volver alli.

DOS DE ESPADAS

Desde que nació estaba preparado para este momento, cumplir los 14 años significaba en su pueblo someterse al desafío que todos los varone...