sábado, 23 de enero de 2010

HUTUTI EL VENGADOR

HUTUTI EL VENGADOR

-¡Mi general!- grito un sargento

-Pase- respondio Hututi desde su despacho con voz grave

-Illinois. Chicago y Texas ofrecen mas resistencia de la que pensabamos

Hututi cruzo los dedos y resoplo.

Entonces recordo rapidamente su infancia.

Estaba en Marte, sudando, trabajando de sol a sol, en los campos de arboles de carne; entonces una compañera suya cayo al suelo, mezcla de dolor y desesperación.

-Levantate, puta negra- dijo un hombre blanco con voz dura y aspera y la agarro del pelo.

-Dejala en paz- dijo Hututi, a sus diez años.

-Mira, se pone gallito el negrito- dijo otro de los hombres blancos

-Este lo que merece es una racion de puño

Y comenzo a dar de puñetazos y patadas a Hututi hasta que perdio el conocimiento, mas tarde lo recuperaria en el hospital de esclavos, un lugar con moscas y lleno de enfermedades.

Siempre habia sido asi, el hombre blanco habia esclavizado al hombre negro desde que comenzo la humanidad hasta los ultimos tiempos, hubo un periodo de especie de paz entre los siglos XX al XXII, pero cuando se llego a Marte era necesario que algunos pringaran para trabajar duramente.

-Si nos dan problemas se los daremos mas a ellos- dijo Hututi al sargento y este sonrio

Han pasado siglos y siglos de esclavitud, desde los campos de algodón en america hasta los arboles de carne en Marte, pero hoy hay una esperanza para la raza negra: el general Hututi.

jueves, 14 de enero de 2010

AFRICA

-¡General Hututi!- grito el sargento- Quedan pocos tanques ya en la zona

-¡Entonces aplastenlos!- grito el, un hombre negro grande y fornido de unos 60 años.

El general Hututi habia participado en batallas muy muy duras, sobre todo desde de que niño invadieron su poblado los hombres blancos y le obligaron a trabajar de sol a sol en las minas.

Habia llevado una vida muy dura, pero ahora la venganza estaba llegando a su fin.

-General- dijo otro sargento- el enemigo se rinde, han izado la bandera blanca.

-Es igual, aplastenlos.

-Malditos asesinos racistas- penso el.

La vida en la Tierra se debilitaba, habiendo sacado los ultimos recursos de Africa la gente empezaba a viajar a Marte para empezar una nueva civilización y una nueva vida.

Hoy habia caido Illinois, uno de los ultimos bastiones estado unidenses, presa del ejercito africano unido.

-Si quieren irse a Marte que huyan- dijo Hututi- pero la Tierra pertenece a Africa, muchos siglos han pasado, pero el siglo XXVIII pertenece al hombre negro.

ECOLOGISMO TERRORISTA

ANTITAURINOS

-Papa- dijo Nicolas- ¿porque hay tanta gente?, ¿crees que cabremos?
-Por supuesto hijo- respondio el padre

La plaza de Ventas estaba a rebosar, en un momento padre e hijo encontraron una pequeña estatua de un hombre vestido de torero.

-¡Ese es el bisabuelo!- exclamo Nicolas

-Si hijo, es el padre de la yaya- respondio el padre con un gesto triste.

Siguieron avanzando cuando una voz grave y dura les asusto: -¡Desnudense!

-Soy el hermano del torero- respondio el padre

-Eso dicen todos; vaya a la cabina de rayos X y desnudese y el niño tambien

Pasaron a la sala de rayos X avergonzados y humillados; en el exterior unos policias con casco y chaleco antibalas vigilaban cada paso de los viandantes.

Arriba uno de ellos apuntaba con su rifle hacia abajo y un helicóptero sobrevolaba la plaza.

-¡Los que tengan entrada y hayan pasado el control pueden entrar!

Fernando, el padre de Nicolas, habia sido torero mucho tiempo y ahora por su hijo ha tenido que abandonar, pues cada vez que habia corrida se podia llegar a los 20 muertos; ya que a finales del siglo XXI se han pasado a la lucha armada los antitaurinos.

POR AVION

-Estas seguro que por aquí desaparecio el avion

-Si- contesto el copiloto de la avioneta

En ese momento un rayo enorme les deslumbro.

Volando por encima de una espesa bruma de nubes, John Herbert y su copiloto buscaban los restos del avion que se habia estrellado hace dos dias

-Espera, que es eso¿?- pregunto Coll

-Debe de ser una sombra de una nube

-No¡!, mira bien, parece un arrecife.

John bajo la altura de la avioneta hasta poder ver la supuesta sombra que le indicaba su compañero.

-Parece una isla.

Bajaron y se acercaron hacia ella, poco a poco se fueron dando cuenta de que podian aterrizar, bajaron a tierra y descubrieron que era mas grande de lo que parecia, a lo lejos se veia una espesa selva con una gran cadena montañosa.

-Dios mio!!- exclamo Coll

Anduvieron rapidamente por la playa hasta perder de vista el avion, entonces encontraron un gran lago y a su orilla un monton de bultos de gente.

-Quiene sois¿?

-La pregunta es quienes eramos- dijo uno de ellos

-Mira de alli venimos- señalo otro a una esfera azul en mitad del espacio.

John se quedo aterrorizado.

-El rayo que vimos capitan…- respondio Coll

Jonh miro por ultima vez la Tierra, pues ya no podria volver alli.