lunes, 25 de octubre de 2010

Coralo

Coralo estiro sus brazos, cerro los ojos y por un momento contuvo la respiración, se elevo poco a poco hasta quedar a siete metros del suelo en posición horizontal.

Vio desde arriba al grupo que caminaba por el monte y luego bajo lentamente.

-Algún día haré lo que haces tu- dijo Felipe

-Quizá no sea tu especialidad- dijo Coralo- sin embargo con las flechas tienes mejor puntería que nadie

Pronto llegaron a las piscinas naturales.

Se cambiaron rápidamente y se metieron en el agua de temperatura tan agradable.

Coralo ascendió a unos dos metros y después se zambullo de cabeza.

El dueño de las piscinas le miro y se acerco a charlar con ellos.

-Sabéis mi tío también era telequinetico, llego a ascender 1112 metros y fue a la Luna.

-¿Si?- pregunto Calisto- ¿y que hizo allí?

-Pues conoció a una Selenita y formaron una familia

-Curioso- inquirió Filax

-Lo máximo que he conseguido ascender ha sido 100 metros, con 300 metros conseguiré visitar algún astro menor

-Dicen que Urano, es precioso.- dijo el jefe de las piscinas.- Pero lo mas bonito es llegar al astro rey, entonces tendrás que ascender 5000 metros.

Coralo sonrio.

domingo, 17 de octubre de 2010

Mundo Azul

Hace muchos, muchísimos años, antes de que en ningún lugar del universo se construyeran iglesias, había una ciudad en la cual, todo el mundo vivía bajo un sol gigantesco de color azul, este sol emanaba tal luz y calor que todas las luces de esta ciudad eran de color azul y sus habitantes eran azules.

También hacia tanto, tanto calor, que la gente no tenia boca para no deshidratarse, quedarse secos y morir y por ello se comunicaban por señas.

Una vez en ese mundo de seres azules llego un extraterrestre gris y se pinto de azul para camuflarse entre los demás seres de esa ciudad

Había osos azules, ranas azules, pájaros azules y árboles azules; menos el cielo de aquel lugar que no era azul sino negro, ya que no había atmosfera y comunicaba directamente con el espacio exterior

La gente como no tenia boca se alimentaba de los nutrientes dispersos en el aire de manera de calor y energía que provenían de la estrella azul

Un día ese gris fue a ver al rey de ese planeta que en realidad era su dios, porque tenía varios tentáculos que hacían una especie de fotosíntesis con la luz azul y mantenían el aire del planeta poblado de nutrientes.

Se comunicaron telepáticamente.

-¿Quien eres tu?- dijo el rey al gris

-Soy aquel que amenaza a vuestro planeta con servirme como esclavos

-Vete de aquí, nosotros vivimos en paz y no queremos ser esclavos de nadie

-Pero si sois unos seres inferiores que no podéis ni tener boca- espeto el gris

-Los seres inferiores sois vosotros que la tenéis porque necesitáis comer, no como nosotros que estamos libres de esas ataduras

Entonces el gris abrió su boca con colmillos y mordió al rey chupandole todos los nutrientes

A partir de ahí el planeta se quedo seco y sus habitantes murieron uno por uno, a fin de quedar un planeta seco y desértico que serviría de lugar de ocupación para los grises