domingo, 29 de mayo de 2011

Paolo

- A ver si nos bañamos algun dia- dijo Paolo
-A mi no me apetece- explico Nenya
-Pero si hace tres años veníamos siempre a bañarnos al rio- replico Paolo
-Ya pero eso era antes- replico Nenya
-¿Antes de que?- pregunto Paolo
-Antes de lo que tu ya sabes- respondio Nenya
-Bueno, haced lo que queráis esta noche yo me voy a bañar.
-Alla tu, ya sabes de que nos han advertido- dijo Nenya
-Cobardica- expreso Paolo.
Aquella noche Paolo llego al rio en bicicleta y con una linterna, hacia algo de frio para bañarse en esa noche veraniega, pero el venia muy animado a ello.
Se metio en las oscuras aguas y hundio la cabeza, cogio agua con la boca y la escupio como una fuente.
En ese momento oyo unos ruidos, eran como gemidos, pero los ignoro y siguió bañándose. De repente escucho un gemido mucho mas cerca, era como si alguien llorara.
Salio del agua y se vistió, empezaba a asustarse cuando vio una sombra, creyo al principio que se trataba de alguien, pero era algo.
A la luz de la Luna vio un ser que era mitad perro mitad mono pero era una bestia aberrante; Paolo cogio la bicicleta y salio como alma que lleva el diablo.
Al dia siguiente se junto con sus amigos otra vez para pasear por el pueblo.
-¿Por qué no vamos a bañarnos al rio?- propuso Vizquez.
-A mi no me apetece- respondio Paolo
-Pero si hace tres años íbamos siempre.
-Eso era antes…- respondio Paolo apartando la mirada.

martes, 17 de mayo de 2011

El Telequinetico

Coralo tenia 9 años cuando empezo todo.

Aquel dia estaba pastoreando a las ovejas con otros crios de la aldea, estaba a punto de hacerse de noche y el cielo estaba nublado.

-Coralo, lleva las ovejas a la aldea, nosotros nos quedamos aquí.

Los demas chicos eran mayores que el y sabia que por la noche hacian cosas oscuras y malas con las chicas.

-De acuerdo Joan, las llevare, pero no te retrases mucho, sabes que tu madre se preocupa.

-Mira pequeño, no me des consejos y haz lo que tienes que hacer- dijo Joan de manera chulesca mientras los demas sonreian.

Coralo pastoreo a las ovejas hasta el valle que llevaba de camino hacia la aldea, entonces escucho un rugido vio a era un inmenso leon de las cavernas.

Coralo solto en baston de madera y salio corriendo, entonces escucho como le perseguia, ya notaba su aliento y oia su corazon palpitar.

En ese momento ocurrio el milagro, el leon dios dos zarpazos en el aire porque Coralo se habia elevado, al tener miedo habia conseguido despertar el poder que guardaba en su interior desde que nacio: era un telequinetico.

Esa fue la primera vez que lo hizo y en unos años todo el mundo hablaria de el. Del surcador de los cielos.

miércoles, 4 de mayo de 2011

La huida de Coralo

“Mas rapido, mas rapido”.

Coralo corria con todas sus fuerzas, los guerreros de Wunda la perseguían y casi notaba el frio de sus aceros y su fetido aliento.

Le habian visto con sus compañeros intentar rescatar a la princesa y la orla magica y ahora tenian que haber salido corriendo; casi estaban encima de el, la carrera por el monte estaba llegando a su final.

Entonces cerro los ojos y estiro los brazos, poco a poco sus pies se despegaron del suelo.

-¡Alli esta!- dijo una voz grave de un guerrero.

Al instante una veintena de flechas rondaban a Coralo, pero el ya se elevaba seis metros sobre el suelo.

-¡Es un brujo!- dijo otra voz- ¡Se escapa!

Coralo estaba llegando a la altura de las copas de los arboles mientras veia abajo a los soldados como gritaban soezmente y como le amenazaban con las espadas.

Coralo llego hasta las nubes, veia el bosque entero como una mata verde, entonces lo vio, tras las nubes estaba el horizonte azul.

Se acerco a las nubes azules y fue descendiendo a favor de la gravedad, al poco tiempo diviso una laguna, descendio donde hizo pie y miro La Tierra, ahora ocupaba casi todo el cielo que el podia ver y distinguio el bosque donde le habian perseguido cruelmente.

Coralo se sento en el agua y metio la cabeza, unos extraños peces azules lo saludaron. Estaba a salvo y sonrio.